La palabra “trabajo” proviene de la palabra latina “tripaliare”, que significa torturar.

El “tripalium” era un instrumento de tortura que ya existía en el siglo VI, formado por tres palos cruzados a los que era atado el reo para ser azotado o golpeado.

En la primera mitad del siglo XIII ya encontramos en español la forma “trebajo” con el sentido de esfuerzo, dolor y sufrimiento.

del Diccionario etimológico de Joan Corominas

 

Seguramente, mi propia búsqueda me llevó a indagar en la búsqueda de otros.

La sensación y seguridad de que todos y cada unos de los trabajos que he realizado me han servido para conocerme mejor, para explorar mis capacidades, para retarme en uno u otro sentido.

Y sin embargo, y en paralelo, esa búsqueda del equilibrio perfecto entre el tiempo que dedicas a trabajar, el dinero que ganas y la debacle entre aquellos trabajos que sientes que ya no te aportan nada nuevo pero que sin embargo te siguen trayendo dinero.

El deseo, y la pelea a veces, por conseguir encajar aquello que más te gusta hacer con algo que se demanda realmente en el mercado.

Las creencias de lo que uno es y de lo que cree que puede llegar a ser. Los desajustes con la mirada de los otros.

El abandono, la insistencia, el azar y, quizás, no lo sé, el destino.

 

Por todo esto, y, fruto de mi propia curiosidad, he decidido dar voz a distintas personas que han vivido su vida laboral de una forma digamos que… distinta, particular, o bueno, que simplemente, a mí misma (para qué vamos a negar la mano editora) me ha llamado la atención de alguna manera.

En el inicio de este viaje, con alguna historia ya en el bolsillo a la espera de salir, mi premisa de partida es la siguiente:

  1. Entrevistar a personas que les guste, disfruten o interese su trabajo y/o forma de vida (a través de la cual generan ingresos).
  2. Que estas personas hayan vivido un proceso para llegar a su estado actual: cambios, transformaciones, idas y venidas…
  3. Sin dogmatismos, sin consejos, sin decir a nadie cómo vivir su propia vida.
  4. Solo historias reales con sus propias vivencias, detalles, emociones y reflexiones personales.

Estrenaré mi primer episodio #tripaliare_1, la próxima semana. No os lo perdáis ¡qué arranca fuerte!

 

PD. Si os gusta mi proyecto compartidlo.

Y si alguno de vosotros tiene una historia que quiera contar a través de este canal o conoce a alguien que la tenga, me podéis escribir a carolina@pezpapaya.com

¡Muchas gracias!